Opinió

Opinió (49)

Subcategorías

El gobierno ha gastado más en muebles nuevos y reformas que lo destinado a luchar contra la pobreza infantil

El gobierno ha gastado más en muebles nuevos y reformas que lo destinado a luchar contra la pobreza infantil (26)

 
Portada :: España
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-08-2014

 

20 millones desde que comenzó su mandato
 
El Gobierno ha gastado más en muebles nuevos y reformas que lo destinado a luchar contra la pobreza infantil

Diario Progresista

 

A los Gobiernos nunca les falta un ministro que no caiga en la tentación de tirar de la caja pública para redecorar su despacho o las sedes ministeriales donde funcionarios y, sobre todo asesores , trabajan directamente a su servicio. En el Ejecutivo de los recortes que preside Mariano Rajoy no es uno, sino seis los que ya han caído, acumulando un gasto superior a los 20 millones de euros, cuatro más de los míseros 16 millones destinados este año a combatir la pobreza infantil.

De los citados, el más manirroto ha sido precisamente ha sido el de Economía y Competitividad, adalid de la política neocon de recortes virulentamente emprendida por el Partido Popular contra trabajadores, pensionistas, parados y dependientes, así como contra la educación y la sanidad pública, Luis de Guindos, con un total de 8,3 millones de euros, destinando en un solo año hasta 4,5 millones de euros -casi 750 millones de las antiguas pesetas- en la “renovación de la instalación eléctrica de la torre principal de su sede, en el madrileño Paseo de la Castellana, para adaptarla al Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión”. El año pasado sumó otro gasto de 2,7 millones de euros pasado para la “remodelación y optimización” del mismo edificio. En cambiar el mobiliario del ministerio encontrado a su llegada, Luis de Guindos se ha gastado ya 30.883 euros, aunque portavoces del ministro alegan a su favor haberlo hecho “a través del mecanismo de compras centralizadas”.


En segundo figura, casualmente la ministra de Empleo y Seguridad Social, otra defensora de la austeridad, sobre todo la impuesta a terceros desde su flamante despacho en Nuevos Ministerios, al que ha destinado una gran cantidad de dinero que, junto a lo gastado en la Calle Agustín de Betencourt, suman otros tres millones de euros. La ministra se ha mostrado también más generosa que De Guindos a la hora de usar el dinero de todos en nuevo mobiliario, y donde el ministro de Economía ha destinado algo más de treinta mil euros, Fátima Báñez se ha gastado ya más de seiscientos mil.

"MODERNIZACIÓN" EN EXTERIORES

También el ministro Margallo ha considerado oportuno obviar la necesidad de reducir aplicar severos recortes en el gasto público a la hora de arreglar y redecorar las instalaciones de Asuntos Exteriores y Cooperación, y no ha tenido problemas para encontrar en el Presupuesto hasta 2,65 millones para “obras y mobiliario”, de los que más de un millón de euros se gastaron en la “modernización” de la quinta planta del Palacio de Santa Cruz, una de las sedes de este departamento. 

ANA PASTOR, 2,11 MILLONES 

Por su parte, Ana Pastor, responsable de Fomento y artífice de la drástica reducción del gasto en obra pública, ha encontrado en la caja común de los españoles hasta 2,11 millones de euros en estos conceptos similares desde que tomó las riendas de mismo en 2011. La mayor cantidad de dinero se invirtió en el 2012, cuando se gastaron 1,59 millones, aunque en este caso el departamento aclara que el grueso de los cuales (1,32 millones) se destinaron a la “sustitución de seis ascensores”. No consta de qué tipo de elevadores disfruta ahora su sede ministerial, aunque sí que esta fue la “única obra” que se adjudicó mediante un “contrato abierto”.

El resto fueron “contratos menores” entre los que destacan tres para la modernización de parte del sistema de climatización --por valor de 60.481, 56.156 y 52.538 euros-- un cuarto, de 35.000 euros, para obras de falso techo y otras mejoras, y un quinto, valorado en 31.778 euros, para la colocación de nuevos pasamanos en las escaleras del ministerio.

En 2013, el gasto total en obras ascendió a 459.694 euros y en lo que llevamos de 2014, el Ministerio de Fomento lleva gastados 31.010 euros en distintas obras en despachos, el suelo de la biblioteca y otros pavimentos. La minisra ha sido más parca que algunos de sus compañeros y, en adquisición de nuevos muebles “solo” dedicó 14.833 euros en 2012 y una cifra muy similar en 2013.

Otro que no ha tenido problemas para hallar fondos para arreglitos en su sede y muebles acordes, ha sido el ministro que ha dejado sin becas a miles de estudiantes y ha hecho casi imposible el pago de tasas universitarias para las clases menos favorecidas, que se h gastado desde que se instaló en su despacho hasta 305.123 euros en nuevo mobiliario.

UNA FACHADA NUEVA PARA AGRICULTURA

Por su parte, durante la estancia de Miguel Arias Cañete en el Ministerio Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se gastaron 2,6 millones en obras y muebles. 340.456 euros se destinaron a restaurar la fachada principal de la sede central del ministerio, mientras que el gasto en mobiliario ascendió a 764.583 euros.

Otros datos no se han llegado conocer, como pretendía el diputado socialista José Zaragoza, que le pidió detalles sobre estos gastos ya que el departamento de Industria, Energía y Turismo que dirige el canario José Manuel Soria, y del Defensa de Pedro Morenés han optado por dejar la información “a su disposición” en la Secretaría General del Congreso, evitando así que la información se haya publicado en el Boletín Oficial de la Cámara, donde sí figura la del resto de departamentos citados.

Así, queda claro que, los españoles tenemos la tranquilidad, al menos, de saber que el diseño y ejecución de la destrucción generalizada del Estado del Bienestar perpetrado por el Partido Popular desde las sedes ministeriales se hace desde remozados y confortables despachos al gusto de los ministros responsables de los más severos recortes en nombre de la necesaria austeridad en tiempos de grave crisis económica.

Fuente: http://www.diarioprogresista.es/el-gobierno-ha-gastado-mas-en-muebles-nuevos-y-reformas-que-54446.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

 

Ver artículos...
 
¿Tangos de izquierda? No, batalla de ideas

 
 

 

El pasado domingo 29 de marzo el semanario Miradas al Sur publicó una nota de Miguel Russo titulada “Debate sobre el debate” en la cual se refería a la controversia suscitada en torno al Foro Emancipación e Igualdad que sesionó en Buenos Aires entre el 12 y el 14 de ese mismo mes.1 En ella menciona un texto de mi autoría -que circuló exclusivamente por las redes sociales y algunos periódicos digitales- en donde se vuelcan unas pocas reflexiones sobre el “Manifiesto de Buenos Aires” dado a conocer por los organizadores una vez finalizado el evento.2 Para ilustrar los alcances de las divergentes posturas al respecto Russo alude a un artículo escrito por José Steinsleger en el periódico mexicano La Jornada el 25 del mismo mes.3 Interesado en conocer una opinión distinta lo busqué y al hallarlo tropecé con algo insólito. Esperaba un artículo en el que se cuestionase mi interpretación con argumentos razonados y nuevas evidencias pero, en cambio, encontré un texto que comienza con una pieza ficcional en la cual soy objeto de un ataque en donde se ridiculiza mi persona y que oficia como preámbulo a una serie de aseveraciones reveladoras de un intelecto que parece movido más que nada por el odio y el resentimiento y dotado de un infrecuente desprecio por las reglas de la lógica y los datos de la experiencia.

 

Sábado, 04 Abril 2015 17:26

La estupidez institucional

Escrito por
 
 
 
La estupidez institucional

 
 
ICH/Philosophy Now

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

 
 
 
Discurso de Noam Chomsky, galardonado con el premio por su contribución a la lucha
 
contra la estupidez de la revista Philosophy Now. El premio se entregó el martes 27 de
 
enero de 2015.

 

Naturalmente estoy muy contento de que se me haya conferido este honor y de poder aceptar este premio, también en nombre de mi colega Edward Herman, coautor de Los guardianes de la libertad [Manufacturing Consent], quien ha realizado mucho trabajo extraordinario sobre este tópico crucial. Por cierto, no somos los primeros en haberlo tratado.

 
Portada :: España
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-03-2015

 

Madrid, 21 de marzo
 
 
         
Rebelión prepara la cobertura informativa que realizará mañana siguiendo a
 
                                               
las Marchas de la Dignidad

 

 

Mañana sábado 21 de marzo las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid caminando con el objetivo   de exigir una vida con dignidad. Desde todos los puntos del estado español columnas de dignidad se   movilizarán para defender el programa del movimiento 22M como paso previo a la convocatoria de la   movilización general de octubre concretada en una Huelga General laboral, de consumo y social.

Puedes leer aquí el manifiesto: 
 
 
 


Por tal motivo Rebelión realizará una cobertura informativa a través de nuestra página web [en este mismo enlace: http://rebelion.org/noticia.php?id=196743] y por nuestra cuenta de Twitter [@_rebelion_org] con los hashtags #MarchasDignidad #21M, siguiendo a las diferentes columnas e informando de los acontecimientos que se vayan produciendo, hasta que confluyan a las 18:00 horas en la Plaza de Colón.

Ver aquí los horarios y recorridos de las diferentes rutas: https://marchasdeladignidadmadrid.wordpress.com/rutas/

Más información en www.marchasdeladignidad.org

*************
 

COLUMNA ASTURIES

Caminando de Collado Villalba a Las Matas por la A-6

Pernoctan en el Polideportivo de Las Matas. 

COLUMNA EUSKAL HERRIA

Están todo el día haciendo actos en la plaza de Torrelaguna.

Pernoctan en el Polideportivo de Torrelaguna 

COLUMNA ARAGON

DIA 19 COMIDA POPULAR EN ALCALA EN LA FEDER COMARCAL DE AAVV

ACTO EN LA CASA DE ANDALUCIA DE SAN FERNANDO

PERNOCTAN EN POLIDEPORTIVO DE SAN FERNANDO DE HENARES

VIERNES 20 AUTOBUS A TORREJON, COMIDA Y CONCENTRACION EN TORREJON Y VUELVEN

CAMINANDO A SAN FERNANDO

PERNOCTAN EN EL POLIDEPORTIVO DE SAN FERNANDO

 

COLUMNA PAIS VALENCIA, COLUMNA MURCIA

ARGANDA DEL REY SALEN CAMINANDO A LAS 17 h. LLEGAN A RIVAS A LAS 21 h. POR LA A-3

PERNOCTAN EN EL POLIDEPORTIVO CERRO DEL TELEGRAFO EN RIVAS 

 

COLUMNA ANDALUCIA

ACTO EN PINTO A LAS 16:30 EN POLIDEPORTIVO DE C/ SANTA TERESA

SALEN A LAS 17 h. CAMINANDO DE PINTO A PARLA POR LA M-408

ACTO EN PARLA A LAS 19 h. EN EL BULEVAR SUR DE PARLA. 

PERNOCTAN EN EL POLIDEPORTIVO LA CANTUEÑA 

 

COLUMNA EXTREMADURA

ACTOS TODO EL DIA POR MOSTOLES CON LAS DIFERENTES LUCHAS

PERNOCTAN EN COLEGIO MARGARITA XIRGU DE MOSTOLES. 


************
Las Marchas de la Dignidad confluirán el sábado 21 en el centro de Madrid 
21M, caminado hacia la Huelga General

Rueda de prensa del 18 de marzo



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 
Miércoles, 11 Marzo 2015 16:46

Los límites de Podemos

Escrito por

 

      

 
La sociedad sólo puede cambiar con la colaboración activa de la ciudadanía
 
 
                                                                                 Los límites de "Podemos"


 
 
                   La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.
 
                                                                                                                                                                                   Albert Einstein

                       

 

La sociedad es como la mayor parte de la gente hace, por activa o por pasiva, que sea. Si analizamos en profundidad las causas de los acontecimientos de la sociedad humana, las causas de las causas de las causas, tarde o pronto, nos topamos con las causas materiales pero también con la actitud de las masas. Las necesidades son las que mandan en última instancia, pero la conciencia también desempeña un papel esencial. La lucha de clases es el motor de la historia. Ésta va hacia adelante o hacia atrás en función de quién lleve la iniciativa, si la mayoría oprimida o las minorías privilegiadas, respectivamente. La sociedad hace al individuo pero al revés también. Cada persona contribuye a que las cosas sean de tal o cual manera. Indudablemente, el libre albedrío está muy limitado por el entorno que se encuentra cada ser humano al nacer y al vivir, pero, indudablemente también, dicho libre albedrío tampoco es nulo. Con la voluntad humana no basta para hacer la Revolución, las condiciones objetivas son el primer y más básico requisito para que pueda producirse (no por casualidad, como decía Bertolt Brecht, las revoluciones nacen en callejones sin salida), pero sin la voluntad humana tampoco es posible la Revolución social. Todo acto humano es un producto de la combinación dialéctica de diversos factores objetivos y subjetivos. No sólo cuenta la voluntad humana, pero también cuenta.

El sistema establecido pone toda la carne en el asador para perpetuarse, combatiendo de mil maneras, más o menos sutiles, más o menos inteligentes, contra quienes ponen en peligro el statu quo de las élites dominantes. La campaña mediática contra PODEMOS era totalmente previsible. El peligro que entraña todo liderazgo de cierta organización que pretenda luchar (aunque sólo sea tímidamente al principio) contra el orden establecido es, precisamente, que desprestigiado o desgastado dicho liderazgo, tocado el movimiento liderado. Y es que el verdadero problema de fondo de nuestra sociedad es la actitud pasiva de la mayor parte de la ciudadanía. El pueblo siempre espera a que alguien le saque las castañas del fuego. El verdadero objetivo de fondo a largo plazo de la Revolución social no puede ser otro que cambiar radicalmente la manera de ser del ser humano, que abolir el rebaño de ovejas. Dicho objetivo no podrá alcanzarse a corto plazo, requerirá mucho tiempo, probablemente siglos, pero desde el principio toda organización que aspire a un mundo mejor, más humano (en el mejor sentido de la palabra), compuesto de seres humanos y no de ovejas, de seres adultos que se comporten responsablemente y no de niños que no dejan de serlo en toda su vida, debe trabajar insistentemente para que la gente asuma cada vez mayor protagonismo. No puede prescindirse a corto plazo de los liderazgos, pero debe trabajarse desde el primer momento para que algún día pueda prescindirse de ellos. En este delicado equilibrio creo yo que está la clave para lograr verdaderos cambios, para que no salga el tiro por la culata. Si prescindimos de los liderazgos, si no nos adaptamos un mínimo a la situación actual, no podemos partir de ella, pero si nos adaptamos demasiado a ella en vez de cambiar la realidad que queremos cambiar es ésta la que nos cambia a nosotros.

Por esto, aun siendo imprescindibles los liderazgos en la situación actual que nosotros no hemos elegido, debemos hacer implicar a quienes lideramos desde ya mismo. Al principio poco, aunque sólo sea para depositar su confianza (nunca ciega) en nosotros, aunque sólo sea para incitarles a hacer cierta labor de propaganda en sus entornos más inmediatos. Los liderazgos de quienes pretenden cambiar radicalmente la sociedad deben, desde el principio, insisto, diferenciarse de los liderazgos tradicionales (que buscan perpetuar la situación actual). ¿Cómo? Predicando con el ejemplo, despertando el espíritu crítico de quienes depositan la confianza en ellos, fomentando la duda razonable, incitando a contrastar entre lo dicho por unos y lo dicho por otros, entre lo que dice cada uno y lo que hace, haciendo desconfiar a la gente de todo liderazgo, emocionando a las masas pero también razonando y haciéndolas siempre razonar,... Todo liderazgo que busque erradicar en el futuro los liderazgos (el gran objetivo a largo plazo de la Revolución social) debe desde el principio someterse a la voluntad y control de los liderados, debe practicar la democracia más radical posible, no puede prescindir de la libertad en su sentido más amplio y profundo, del espíritu científico sin el cual no es posible conocer la realidad ni transformarla, por tanto de la crítica, del cuestionamiento. Todo liderazgo que busque sinceramente superar el estado actual de cosas debe reconocer sus propios límites, el peligro existente en cualquier liderazgo. Sólo el buen pastor desea dejar de ser pastor, sólo el buen padre desea que sus hijos no dependan de él, que su bienestar sea por su propio esfuerzo. 

Toda revolución que pretenda cambiar realmente las cosas no puede depender de unas pocas personas que, como seres imperfectos que son, cometerán errores, tienen sus miserias (ahí está el peligro latente que todo ser humano tiene de endiosarse, de caer en el narcisismo desbocado), se agotarán, enfermarán y morirán. Para que alcancemos ese estado en el que la sociedad sea realmente civilizada es primordial que en la transformación de la sociedad humana participe la mayor parte de ésta. Al principio, inevitablemente, unas minorías llevarán la voz cantante, en el sentido de influir notablemente en la mayoría. Pero quienes pretenden alcanzar la verdadera Libertad, liberarse y liberar a sus prójimos, deberán mostrar a éstos que el peligro reside en la misma existencia de los liderazgos, en que la gente deje su destino en manos de otros. Sólo cuando el pueblo asuma su protagonismo y lo mantenga es cuando realmente la Revolución triunfará. Esto será un largo y complejo proceso dialéctico, en el cual al principio no podrá prescindirse de liderazgos importantes, pero en el que éstos, desde el principio, deberán distanciarse de los liderazgos tradicionales, diferenciarse cada vez más, disminuir gradualmente. Deberán ser cada vez más rotatorios, más colectivos. A medida que la gente vaya siendo más activa, la Revolución avanzará. El principal síntoma de si una revolución avanza o retrocede es la actitud de las masas.

Por todo ello, creo que es imprescindible que los líderes de PODEMOS inciten, ya mismo, a los ciudadanos a cuestionarlo todo, incluso a ellos mismos, que despierten la curiosidad de la gente, que fomenten el contraste entre las informaciones y entre las opiniones, que promocionen la prensa alternativa, que inciten a sus seguidores a debatir con sus amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc. La idea es que los ciudadanos, además de acudir a las manifestaciones, de votar responsablemente, de escuchar a quienes proponen alternativas, se impliquen activamente en esta labor que nos incumbe a todos. Los convencidos deben también convencer a su alrededor. PODEMOS, ni ninguna organización que pretenda invertir el sentido de la historia para que ésta vuelva a ir para adelante, puede hacerlo todo. Acabamos de empezar y, lógicamente, quienes han dado un paso al frente, a pesar de lo bien que lo están haciendo en líneas generales, de su juventud, de su fuerza, empiezan a mostrar signos de cansancio. La lucha política (contra el orden establecido) es una de las más agotadoras que pueda haber. Sólo puede ser llevada a cabo, con ciertas garantías de éxito, con continuidad en el tiempo (se necesitará mucho tiempo para cambiar la sociedad radicalmente), de manera colectiva. Tarde o pronto unos líderes deberán dar paso a otros, y si se depende mucho de los liderazgos, si dicha dependencia no disminuye en el tiempo, ahí radica el verdadero peligro. Que unos líderes bienintencionados den paso a otros que no lo sean tanto, que unos capacitados den paso a otros que no lo sean tanto. Los liderazgos pueden pasar de impulsar la Revolución, de posibilitarla, a obstaculizarla, a imposibilitarla. La historia está llena de ejemplos de revoluciones que degeneraron al mismo tiempo que lo hicieron sus liderazgos. La dependencia de unas pocas personas es un signo de debilidad de una revolución. Los círculos de PODEMOS pueden desempeñar una gran labor en este sentido. Es muy peligroso depender demasiado de los grandes medios de comunicación del enemigo, la labor de propaganda debe ser ejercida también por las bases, que a su vez deben incitar a los ciudadanos concienciados a concienciar a otros, y así sucesivamente. Es imprescindible convencer sobre todo a esa generación de mayores que vota siempre, ciegamente, a los mismos, la labor de sus hijos o sus nietos es crucial. Esos mayores deben comprender que hay que dar una oportunidad a otras organizaciones, que sus irresponsables votos afectan gravemente, en primer lugar, a ellos mismos y a sus familiares más inmediatos.

La verdadera garantía de que una revolución no degenere es que los liderazgos sean cada vez menos necesarios. Y para ello éstos deben trabajar desde el principio para que las traiciones no sean posibles, para que el pueblo tenga el control de la situación en todo momento, y cada vez más. No merece la pena una revolución donde la gente, en esencia, se siga comportando como ovejas guiadas por un pastor. Así sólo se consigue cambiar unos pastores por otros. El objetivo supremo es abolir el rebaño. No podrán existir minorías dominantes si la mayoría no se deja dominar. Sólo así será posible una sociedad verdaderamente libre y justa donde todos los seres humanos se comporten realmente como tales, puedan vivir dignamente, satisfacer sus necesidades físicas y mentales, realizarse con todo el potencial que tiene nuestra especie. Sólo así la historia humana irá definitivamente para adelante sin el peligro de involucionar. Sólo así la humanidad podrá garantizarse un futuro próspero: cuando toda ella tenga el control de su destino.

Blog del autor: http://joselopezsanchez.wordpress.com/

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 
 

 Ver como pdf

Religión en la escuela o escuela laica

 
 
 
               Agustín Moreno
                 Cuarto Poder

 

El Gobierno del Partido Popular ha publicado los currículos de religión católica para las enseñanzas no universitarias. A través del BOE se decreta, por ejemplo, “la incapacidad de la persona de alcanzar la felicidad sin la ayuda de Dios”. Ahí es nada. Podemos medir la magnitud del disparate si recordamos que hace 203 años la Constitución de las Cortes de Cádiz afirmaban en su artículo 13: “El objeto del Gobierno es la felicidad de la Nación, puesto que el fin de toda sociedad política no es otro que el bienestar de los individuos que la componen”. La Iglesia, con tal de hacer publicidad de lo suyo, condena a la infelicidad e intenta amargar la vida a los no creyentes, y deja sin una noble función a los gobiernos de la nación.

 
Portada :: España
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-02-2015

 

 
“Maldita policía”: la regularidad del abuso

 

 

Los abusos policiales denunciados por el documental Ciutat morta (dirigida por Xapo Ortega y Xavier Artigas) y el ensañamiento con las víctimas recuerda la pesadilla totalitaria de 1984 de George Orwell: la guerra es la paz, la esclavitud es la libertad, la ignorancia es la fuerza. Semejante inversión de los términos es parte de esta «neo-lengua» que instituye la mentira sistemática como la verdad (de estado). Las informaciones empíricas acumuladas son suficientes para poder sostener que las fuerzas policiales españolas incurren de forma metódica en el abuso de autoridad. El uso desproporcionado de la fuerza, los falsos testimonios y la falsa imputación de delitos, el maltrato y las humillaciones a las personas detenidas, las multas indiscriminadas y la privación ilegítima de la libertad, las identificaciones arbitrarias de ciudadanos y los seguimientos extrajudiciales, la persecución policial y las torturas crónicas, entre otras, son variantes prácticas de esta práctica institucionalizada.

Nada que se parezca a “excesos individuales” o “casos aislados”. Incluso la tortura se ha convertido en una cuestión de “método” a pesar de su carácter inconstitucional y del derecho (reconocido internacionalmente) de todo ser humano a no ser sometido a tortura o trato o pena cruel, inhumano o degradante. La escasez de investigaciones judiciales y la desestimación frecuente de las demandas interpuestas por las presuntas víctimas es un signo rotundo de que el sistema judicial no promueve de forma efectiva la transparencia y el respeto de los derechos humanos por parte de los cuerpos de seguridad del estado. Los 6.621 casos de tortura o malos tratos policiales denunciados en España en la última década (1) no dan cuenta cabal de esta regularidad del abuso. Hay buenas razones para suponer que el estado no sólo no investiga de forma suficiente estas prácticas funestas sino que las regula y, eventualmente, las incita. No por azar el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha reprendido a España a causa de que el (sic) “sistema siga permitiendo este tipo de situaciones” (2).

Independientemente al carácter ilegal de la tortura, su utilización por parte de la policía ni siquiera podría explicarse como intento de mejorar la “eficacia” de los interrogatorios. La práctica de la tortura produce, por definición, dudosos resultados: da por sentada la culpabilidad y toda alegación de inocencia es, apriori, descartable. Dicho de otro modo, lo que la tortura produce en primer término es un «sujeto culpable», aunque se trate de una «culpabilidad metafísica» (tal como la llamaba Rodolfo Walsh) que presupone lo que hay que comprobar. Su objetivo último, por tanto, no es obtener un testimonio fidedigno o una confesión veraz sino hacer una pura demostración de fuerza, suficientemente intimidatoria para doblegar cualquier resistencia del sujeto e inculparlo por un delito que no necesariamente cometió.

Las denuncias de torturas en el País Vasco –que contabilizarían un total de 3.587 denuncias de casos registrados entre 1960 y 2013, según un estudio encargado por el gobierno vasco- son de por sí elocuentes (4), a lo que hay que sumar la represión que han sufrido miles de ciudadanos sospechosos en nombre de la lucha contra el terrorismo, como si cualquier método fuera válido para combatir a los que usan el terror como método. La persecución policial y la tortura a presuntos colaboradores o terroristas de ETA apenas empaña el discurso cínico que sostienen las autoridades gubernamentales actuales. No necesitamos reconstruir de forma exhaustiva ese discurso para saber que el terrorismo de estado es parte de la Era de Terror en la que vivimos. Volverán a invocar la excepción: “el País Vasco no es España”. Bien podría preguntarse si acaso con ello no están reconociendode facto su derecho a la autodeterminación, en tanto sitúan a este territorio fuera del territorio español.

Admitamos, sin embargo, que ese ejemplo es controvertido. ¿También lo es el caso de los Centros de Internamiento de Extranjeros (esos “pequeños Guantánamos”), denunciados de forma sistemática por la vulneración de derechos humanos básicos y por el maltrato colectivo que padecen los “internos” en condiciones complemente inaceptables (5)? Claro que, en el discurso de la excepción, también en este caso se alegará que esas políticas de encierro no afectan a las “mayorías sociales”. Todo este archipiélago de excepciones apenas estremecerá la argamasa ideológica de ese discurso.

Hagamos entonces otro giro argumentativo. Ejemplifiquemos con lo más próximo: el comportamiento policial en los desahucios que ejecuta a diario. Nada mejor para ilustrar la regularidad del abuso policial que la reciente denuncia judicial de “vejación injusta” por parte de un policía a la reportera que lo retrató riéndose en pleno desahucio (6). Lo escandaloso para el régimen oficial es, ni más ni menos, que se capture el rostro sonriente de quien ejecuta una orden inmoral: no el goce perverso del rostro sino la imagen retratada. “Vejación injusta” llaman a esa imagen los guardianes del orden.

Reír mientras se tira, literalmente, a la calle a una familia no es ilegal en un orden injusto. Lo delictivo no es el gesto que retrata la crueldad de quien ejecuta con esmero una orden canalla, sino el hecho de capturar en una imagen la verdad de la injusticia. En efecto, la policía se ríe de los desahuciados; goza como verdugo lo que padece como damnificado en otra parte, fuera de escena. Se identifica con el amo que no dudará en maltratarlo cuando le llegue el turno (y el turno siempre llega en la economía política del sacrificio). No es nuevo: los cuerpos policiales agencian en aquellos dispositivos que terminarán ejecutándolos también a ellos. Su posición objetiva no informa de sus filiaciones ideológicas. Claro que podrían invocarse, también aquí, honrosas excepciones dentro de esta regularidad; sin embargo, es la propia institución policial quien se encargará de marginar, bajo su régimen disciplinario, semejantes “anomalías”.

Vano insistir en que la autoridad a la que responden se llena la boca de vacío pseudodemocrático, proclama cada día la metafísica del estado de derecho, se muestra políticamente correcta y correctamente eufemística, se infla de la marca España, se erige en amo indiscutible, enarbola el himno de las vallas y se molesta ante los indigentes rebuscando en un contenedor su hambre diaria. Ellos seguirán ejecutando órdenes que ni siquiera se cuestionan. La estética monumental que los seduce les resulta incompatible con el dolor de mano de obra desocupada. Se ríen del sufrimiento de esos miles que son desahuciados cada día y obedecen como esbirros ejerciendo por un momento de verdugos, sintiéndose poderosos con los débiles.

Luego, el estado policial en el que sobrevivimos juzga al que retrata la indignidad, no al canalla que se ríe. En ese mundo inverso estamos: cuando se procesa el testimonio y se ensalza la fiesta perversa de los amos. Una fiesta obscena, en la que cada vez hay menos comensales de honor y muchos hambrientos mirando el festín detrás del vidrio, comiendo con los ojos y deseando lo que carecen. De hecho, el actual gobierno nacional ha dado fuerza de ley, con la reforma del Código Penal y la “Ley Mordaza”, a la posibilidad (nada especulativa) de una práctica abusiva. Lo excepcional se ha convertido en norma jurídica y lo ilegítimo en asunto legal. La escalada autoritaria es evidente, a pesar de las escasas movilizaciones sociales en un sentido contrario; quizás menos evidente sea el asalto a la «democracia» (ya de por sí restringida, cuando no, meramente formal) que semejante legislación supone, bajo el lema fascista “todo el poder a la policía” (3).

Habrá que insistir todavía que esa risa no constituye un gesto a contracorriente. La cuestión es estructural. Seguirán avanzando. Comprarán pistolas para disparar cargas eléctricas, más material antidisturbios y lo que haga falta para sostener la máquina represiva. No hay nada accidental. El ajuste perpetuo requiere desajustar a los damnificados a la fuerza. Es previsible: puede que los todavía no-muertos protesten mientras son cocinados a fuego rápido. La estrategia del shock funciona por cierto tiempo, pero –se sabe- también la terapia de choque, a fuerza de repetición, puede perder buena parte de su eficacia. La verdad del enriquecimiento ilícito de las clases dominantes y el empobrecimiento de las clases subalternas también amenaza con hacer estallar la hegemonía neoconservadora. Y, habrá que repetirlo, en tiempos de crisis, la política represiva es la contraparte necesaria para que el programa del neoconservadurismo pueda seguir su curso.

La risa canalla es el retrato de la impunidad policial pero, de forma más perversa, es el síntoma de una Autoridad indiferente al dolor que inflige o, para ser más preciso, que goza haciendo sufrir. ¿No es esa la lección de Sade: un Sujeto que erigido en Ley soberana obtiene un plus de goce que extrae de aquel que somete? La deriva antidemocrática incita esa risa. La estimula, en el peor sentido conductista. Vivimos en efecto en ese intento de control conductual que se ejerce desde los poderes de estado.

Ahora bien, ¿quién es esa Autoridad indiferente, este “dios salvaje”? Podría buscarse la respuesta en el actual estado policial y, sin embargo, semejante respuesta sería ciega a su condición servil, esto es, a su servidumbre a los organismos financieros internacionales y a las grandes corporaciones trasnacionales. En el presente, esa Autoridad sin rostro no es otra que el Mercado, en su condición anónima, capaz de difuminar la carga de responsabilidad, de hacerla difusa, en cientos de miles de accionistas y millones de profesionales a su servicio, incluso si es posible identificar a los grandes propietarios, las grandes corporaciones, la gran banca privada y a sus mandatarios más destacados.

Puede que la verdad siniestra de esa Autoridad sin rostro no sea otra que la necesidad de auto-ocultarse para poder ser. La auto-ocultación supone un blindaje jurídico-policial: que los esbirros puedan “hacer el trabajo sucio” sin ser identificados en su goce, nutriendo imaginariamente su posición como encarnación de una ley sádica, aun cuando sólo sean partícipes de las migajas sobrantes del festín obsceno del capitalismo.

Paradójicamente, la culpabilidad metafísica de las víctimas se convierte en exoneración material de los sujetos co-responsables de un saqueo sin precedentes, que incluye el arrase de millones de vidas. Es indudable que los que articulan ese Sujeto quieren borrar las huellas del crimen. La Autoridad mística del mercado capitalista, como institución política moderna es, precisamente, la instancia no retratable que debemos deconstruir teórica y prácticamente, no sólo para poder identificar el rostro de los verdugos, sino también para reconstruir una existencia social donde el gesto de una risa no esté asociada a la regularidad del abuso.

Notas:

  1. Cf. “España ha vivido desde 2004 más de 6.600 casos de tortura o malos tratos policiales”, enhttp://www.publico.es/politica/espana-vivido-2004-mas-600.html

  1. Cf. “España ha vivido desde 2004 más de 6.600 casos de tortura o malos tratos policiales” enhttp://www.eldiario.es/norte/almargen/Espana-tortura_6_228237176.html

  1. Cf. “Un estudio sobre la tortura en Euskadi da una cifra provisional de 3.587 casos”, enhttp://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/02/06/paisvasco/1423230093_999410.html

  1. He desarrollado esta cuestión en “La institucionalización del estado policial: «Ley de seguridad ciudadana» y represión social”, versión electrónica en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=177301

  1. Remito a “Acerca de los Centros de Internamiento de Extranjeros. La política del encierro”, versión electrónica enhttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=131848

  1. Cf. “Denuncian por "vejación injusta" a una reportera por fotografiar a un policía”, enhttps://www.diagonalperiodico.net/libertades/25826-denuncia-por-vejacion-injusta-desahucio-la-reportera-fotografio-policia.html

 

Blog del autor: http://arturoborra.blogspot.com



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 
Domingo, 19 Octubre 2014 16:43

Materiales para el relato . Guerra sucia

Escrito por
 
Portada :: España
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-10-2014

 

 
 
Materiales para el relato
 
 
 
 
 
Guerra muy sucia


 

Hasta que diseñaron las bien estudiadas siglas de los GAL, en 1983, fueron múltiples las siglas utilizadas para reivindicar los atentados de la guerra sucia. La más conocida, la del Batallón Vasco-Español, BVE, que la Policía pretendió haber desarticulado cuando detuvieron a dos ultras. Ahora bien, los asesinatos cometidos por aquellos dos ultras se reivindicaron usando tres siglas diferentes: Triple A, GAE y BVE. Ninguna de ellas fue jamás desarticulada, porque eran simples siglas. Eran pantallas destinadas a ocultar la directísima responsabilidad del Estado en la guerra sucia.

Con los GAL intentaron hacer otro tanto, deteniendo a algunos ultras para que pareciera que se trataba de incontrolados, pero tanto fue el cántaro a la fuente que terminó por romperse, y por poner al descubierto que aquella guerra sucia era puro terrorismo de estado. Una guerra sucia que no se terminó, ni mucho menos, con el último asesinato reivindicado usando las siglas GAL, en julio de 1987, sino que continuó. Eso sí, sin utilizar sigla alguna.

Véase, por ejemplo, el atentado con paquete-bomba que causó la muerte en Errenteria al cartero Josean Cardosa, el 20 de septiembre de 1989. Un atentado que las autoridades se empeñaron en adjudicar a ETA, pese a ser evidente que el objetivo era el concejal de Herri Batasuna Ildefonso Salazar, introduciendo el cartero dicho paquete cuando le explotó.

Seguir leyendo: http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/gara_2014-10-16-07-00/hemeroteca_articles/guerra-muy-sucia

Xabier Macazaga. Investigador del terrorismo de Estado

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

 Reflexiones vascas a la luz del referéndum escocés

El inicio del verdadero viaje

Berria

Traducido del euskera para Rebelión por LB

La noticia de la derrota [de la opción independentista] escocesa, que Benito Lertxundi predijo hace ya un mes, me ha traído a la mente esta frase de Marcel Proust: “El viaje que proporciona la verdadera revelación no comienza con la visión de nuevos paisajes sino con la posesión de una nueva mirada”. Escocia: un lugar en el que la gente ha elegido la dependencia, continuar sujeta a Inglaterra y fiar su futuro al arbitrio y la decisión de otros. Escocia: una decisión por la que la gente ha optado por seguir encerrada en una prisión económica, política y cultural, esclava de las empresas petrolíferas, los bancos, la troika y los tiránicos poderes europeos.

 
Portada :: España
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-09-2014

 

Isidoro Álvarez, trayectoria biográfica de un empresario negrero
 
 
¿A qué responde la unanimidad en los elogios al fallecido dueño de El Corte Inglés?

Canarias-semanal.org

 

¿Quién murió hace apenas unos días? ¿El dueño de unos grandes almacenes o un presidente de gobierno? A la luz del tratamiento que los medios de comunicación han dado al fallecimiento de Isidoro Álvarez, diríase que se trataba de un alto mandatario institucional. Pero no. La prensa, la radio y la TV, en un inusitado despliegue laudatorio, dedicaron centenares de páginas, artículos, obituarios, biografías e, incluso, documentales, a la desaparición física del presidente de El Corte Inglés. Sorprende, igualmente, la sospechosa y cerrada unanimidad con la que los medios han tratado la imagen y la trayectoria del empresario. Ni un error, ningún desacierto en la gestión de sus negocios, nada que reprochar en el itinerario empresarial recorrido por Álvarez.
Página 1 de 4