Reflexions

Reflexions (60)

 

   

 

 

                     Avui faré una excepció dins les meues normes, es  tracta de la presentació d´un llibre que m´ha fascinat,

 

                               "El poder del tacto" ( EL CONTACTO FÍSICO EN LAS RELACIONES HUMANAS) de Phyllis K. Davis - Paidós

 

 

                                           (Atés que he dedicat la meua vida professional a la docència, no sóc capaç d´ignorar la importancia

                                            fonamental que he descobert en la lectura d´aquest llibre, i com que l´ímpacte de la professió

                                            perdura al llarg dels anys, fins al punt que, com se sol dir, "el magisteri imprimeix caràcter", és per

                                            això que una mai no acaba de ser mestra, encara que es trobe jubilada o excedent, que déien abans.

 

                                            Així doncs i seguint les pautes, que al llarg de molts anys s´han reconegut de gran eficacia en la

                                            formació, d´alguna manera, des d´aquest humil espai de l´ordinador, necessite compartir els valors

                                            que he descobert. I no és que es tracte d´un llibre excepcionalment modern, doncs va ser editat a

                                            Barcelona l´any 1995, es a dir, només fa 32 anys. Amb tot i això el temps no li ha adjudicat data de

                                            caducitat...i just per això hui tenim el plaer de poder saber que existeix, que parla del contacte en les

                                            relacions humanes, just això que era tan mal vist tan sols fa un parell o tres dècades. En qualsevol cas,

                                            a mi, em sembla un privilegi haver arribat a conéixer aquest llibre, perquè es tan plé i té tantes

                                            coses que ensenyar-nos que em sembla un autèntic fet de màgia.

 

                                            Sí, evidentment l´he llegit íntegrament i encara m´ha semblat curt. Per posarvos una comparança,

                                            quan et sents per fi dintre d´allò que desitjaves ferventment conéixer, i que des dels primers anys quan

                                           no els pares, els oncles, quan no, els germans o les germanes, quan no la tia fadrina, quan no la

                                           iaia...qui fora...sempre havia de posar en solfa si era un llibre per llegir-lo, la xica, o el xic o "el pito del

                                           sereno es sentia amb autoritat per impedir als aspirants una lectura tan cobejada.

 

                                           Per dissort estes coses abans eren així, i el pares prou embolicats es trobaven per anar explicant als

                                           fills el misteris de la vida. Doncs bé, i ja no vos "calfe més el gorro" només vos recomane una cosa:

                                           llegiu-lo! Després vos sorprendrà contemplar les coses d´ún altra manera, i altra cosa gran, us

                                           adonareu que al llarg de les pàgines que anireu llegint, vos sentiréu créixer, i que cap al la fi, sentireu

                                           com una "peneta" per una cosa dolça que s´acaba...No patiu, però, perquè quan vos planteu front al

                                           espill tindreu una sensació molt especial, la d´haver crescut en totes direccions, això es diu madurar.  

 

                                                                                                    Valencia, 22 d´octubre, 2017

        

                         

                                                                                                             escrit:  Original de Llum Sánchez

  

 

                          

 
Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-05-2015

 

 
Nuestra obsesión por la esperanza es una maldición

 
Information Clearing House 
 

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández.

(excelent article ****)
 
Portada :: España
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-05-2015

 

 
La Querella Bárcenas presenta un nuevo escrito de acusación contra Acebes y 26 empresarios

 
Diagonalhttps://www.diagonalperiodico.net/global/26593-la-acusacion-popular-presenta-nuevo-escrito-a

 

Las oganizaciones que forman la acusación popular recurren el auto de Ruz en el que se se señala sólo como imputados a los tesoreros del PP y a los empleados de Unifica.

La acusación popular de la Querella Bárcenas ha recurrido el auto del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que anunciaba el cierre de la investigación sobre las donaciones en b al Partido Popular, y ha presentado un nuevo escrito de acusación contra 26 personas, entre las que se incluyen a Ángel Acebes, entonces secretario general del partido, y los directivos de las empresas que aparecían como donantes en los papeles de Bárcenas.

El auto, hecho público a finales de marzo, señalaba sólo a los tesoreros del Partido Popular Luis Bárcenas, Cristóbal Páez y Álvaro Lapuerta cómo únicos responsables dentro del partido, y a algunos empleados y al gerente de Unifica, la empresa que realizó la reforma de la sede del partido en la calle Génova, en Madrid.

Desde las entidades que presentaron la querella popular señalan que es “escandaloso que se pretenda solventar un caso tan claro imputando exclusivamente a dos tesoreros y a una empresa de arquitectura”. En el escrito, las organizaciones querellantes formulan acusación por la constitución de una organización criminal que, formada al menos por los tesoreros, gerentes y secretarios generales del Partido Popular, recaudaba ilícitamente dinero para pagar las campañas electorales, sin informar al Tribunal de Cuentas de la recepción de este dinero, a empresas que presuntamente recibirían a cambio contratos de obra pública.

Las organizaciones que forman la Querella a Bárcenas –Asociación Libre de Abogados (ALA), Ecologistas en Acción, Izquierda Unida, la Federación Los Verdes y Justicia y Sociedad–, destacan que las empresas donantes en esos momentos mantenían contratos con la Administración y sobrepasaban los máximos permitidos para las donaciones a partidos políticos.

Fuente: https://www.diagonalperiodico.net/global/26593-la-acusacion-popular-presenta-nuevo-escrito-acusacion-por-caso-barcenas.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-05-2015

 

La Mostra del Llibre Anarquista de Valencia presenta
 
“La apuesta directa. Debate libertario y ciclo político” (Enclave)
 
El anarquismo ante los nuevos tiempos


 

Reformular el anarquismo ante los retos del presente, someter los planteamientos libertarios a discusión e imaginar prácticas de autogestión en la sociedad actual son los objetivos del libro “La apuesta directa. Debate libertario y ciclo político” (Enclave), obra colectiva que se ha presentado por primera vez en la Mostra del Llibre Anarquista de Valencia. En ello hay “una cierta urgencia”, afirma Mario Domínguez, profesor de Sociología de la Universidad Complutense y autor del epílogo: “Lo importante es oponernos y contraatacar con fuerza a la guerra de clases que el capitalismo libra ya de modo descaradamente dictatorial”.

El libro aborda desde una perspectiva radical y transformadora muchos de los problemas actuales. Sobre el Estado de Bienestar, el militante anticapitalista y doctor en Historia Contemporánea Juantxo Estebaranz recuerda que ha sido “la mayor realización del totalitarismo del capitalismo desarrollista y que ha sido éste el que ha culminado el camino de desposesión iniciado con el propio capitalismo”. En plena crisis y desmonte del “estado social”, pueden ahora plantearse “propuestas paliativas para nuestras necesidades más básicas que sean germen de una autoorganización popular”.

El activista cultural e historiador Octavio Alberola señala en un artículo titulado “Los retos del movimiento emancipador en el siglo XXI” que la gente se está “reencantando” por la política como en otras ocasiones. Alberola entra de lleno en la disyuntiva entre “vieja” y “nueva” política: “Y eso pese a que el discurso actual de los nuevos políticos no deja de ser tan artificial y demagógico como el de los viejos; de ahí el extraordinario esfuerzo mediático para promocionar a estos nuevos mesías”.

Por otra parte el politólogo Carlos Taibo recuerda las palabras con las que el escritor francés George Bernanos se refería al realismo: “La buena conciencia de los hijos de puta”. Según Taibo, “frente a este mezquino realismo no podemos hacer otra cosa que recordar que quienes creemos en la autoorganización, la autogestión y la autonomía estamos aquí, y que no somos pocos”. No se aleja demasiado de esta línea de análisis José Luis Carretero, miembro de la Confederación Sindical Solidaridad Obrera, quien finaliza su artículo con la propuesta “Inventar una nueva ética y una nueva estética”. Según Carretero, “la principal batalla ganada por el Capital en estas últimas décadas ha sido la batalla cultural, la batalla por el sentido”. Por tanto, “hay que inventar un nuevo arte de vivir, una nueva estética en todo (en el cine, en el teatro, en la poesía, en la literatura política…), que nos permita apostar por la revolución social (…)”.

En un artículo de 26 páginas el Grupo de Reflexión para la Autonomía indica algunas de las dificultades mayores que se plantean en la praxis: “El paradigma social dominante promueve la comodidad y la rapidez, cuando el proceso de cambio revolucionario es duro y lento; este paradigma empuja a muchas personas a aquello que podríamos denominar inmediatismo, a querer resultados y a esperarlos ahora mismo”. En el texto se propone una “revolución integral”, que supere “el falso dilema entre cambio social o cambio personal (…); no podemos pretender hacer ninguna modificación sustancial del orden establecido si no nos autoconstruimos al mismo tiempo como sujetos con voluntades, voluntad y riqueza interior”.

El colectivo Cul de Sac se centra en “la deserción del mundo industrial”, y expresa esta necesidad sin medias tintas: “Consideramos absolutamente incompatible la civilización industrial con el anarquismo”. Entre otras razones porque “la contracara de la cómoda, high-tech y policromada existencia moderna son las cientos de millones de personas que subsisten a duras penas en medio de la miseria y desesperación más lacerantes”. El artículo tiene un recuerdo para los ludditas, obreros manuales cualificados de la industria del tejido que en la década de 1810 combatieron los procesos de mecanización. En la conclusión, el texto de Cul de Sac coincide con otras aportaciones del libro: “Nuestros pasos deben ir orientados a la creación de espacios de autonomía en los que gestionar la mayor parte de nuestras vidas”.

José María Olaizola, exsecretario general de la CGT entre 1993 y 2001, realiza una fuerte autocrítica y reconoce el peso de las nuevas experiencias políticas. “Es innegable que Podemos ha creado ilusión, ha supuesto que decenas de miles de jóvenes hablen de política (…)”. Además, Podemos “está ocupando la mayoría del espacio correspondiente a lo que podemos llamar izquierda alternativa, combativa, libertaria”. Otro asunto secularmente polémico en el mundo libertario es el de la participación electoral: “Ni votar ni no votar, por sí solos, van a solucionar nada (…); no creo que los problemas actuales dependan de si se participa en las elecciones o no”, afirma Olaizola.

Javier Encina y María Ángeles Ávila realizan una introducción a la noción de “desempoderamiento”. No se trata de tomar al poder (mediante vanguardias o con partidos por la vía electoral), ni de promover el “empoderamiento” o de forjar un “contrapoder”. Se trata por el contrario de poner en el centro la “autogestión”. En el modelo de “desempoderamiento” son las mujeres quienes protagonizan la participación, y las revoluciones además no se fían a un largísimo plazo sino a “vivir el Mundo Nuevo desde ahora”. Constituyen un referente los Caracoles zapatistas y las Juntas Vecinales de El Alto (Bolivia). La propuesta parte de la “microfísica del poder” (Foucault): “El poder aparece en todos los espacios y territorios en que vivimos, y en algunos somos prisioneros de la conducción del poder y en otros conducimos con nuestro poder”.

La participación electoral y la aceptación del poder estatal “nos hace más vulnerables y dependientes, porque ambas se sustentan en la enajenación de la propia voluntad”, afirma Rafael Cid, periodista y analista de Radio Klara, Kaos en la Red, y Rojo y Negro. Frente a los discursos rupturistas e hipercríticos que se quedan en la virulencia verbal, Rafael Cid afirma que toda renuncia a los medios alternativos “anuncia una derrota política, ética y personal”. Es la coherencia entre fin y medios para desbordar el actual estado de cosas. “Las revoluciones, las protestas, las rebeliones o las simples disidencias brotan cuando el individuo que está inmerso en la masa recobra su autonomía como zoon politikon”, remata el periodista.

En uno de los artículos de Carles Sánchez y Socorro Pérez, del colectivo Etcétera, diseccionan el origen de la crisis económica y matizan muchas de las versiones oficiales. “La caída de la inversión, uno de los elementos más significativos de la última crisis, no quiere decir que no haya inversión, sino que no se realiza en la misma empresa, ya de por sí deslocalizada o sobrecapacitada”. La plusvalía y las inversiones buscan una mayor rentabilidad en el sector financiero, es decir, la formación de capital ficticio. Los autores desmienten otro de los lugares comunes que se reiteran en los discursos: la necesidad de recuperar la economía productiva. Pero “las empresas más importantes de la economía productiva participan en el llamado mercado de capitales, donde emplean el dinero de todas las formas posibles”. No se daría por tanto tal disyuntiva.

El exsecretario general de la CNT y conductor de autobuses en Córdoba, Alfonso Álvarez y Paco, pone el énfasis –en un artículo titulado “Sindicalismo o barbarie capitalista”- en los efectos nocivos de la ideología “ciudadanista”: “Ha destruido la vieja visión obrerista de la sociedad, se ha unido al desclasamiento de los trabajadores, alocadamente subidos al tren de una clase media que la crisis está deshojando con rapidez”. Imposibilidad de planificación vital, jornadas cada vez más largas, despido prácticamente gratuito, caída de los salarios… “Una gran mayoría somos más dependientes del factor trabajo en nuestra vida de lo que lo fueron las dos generaciones precedentes”, subraya el sindicalista. Las reivindicaciones laborales tienen hoy, sin embargo, menos adeptos que otras causas defendidas por los movimientos sociales. A ello no es ajeno el mecanismo de elecciones sindicales, según el autor, “creado para corromper y paralizar a todas aquellas organizaciones que se presten a participar de él”.

En un artículo de “Experiencias y reflexiones”, la Federación de Estudiantes Libertarios destaca cómo en Madrid -surge tras el 15-M y el movimiento contra el Plan Bolonia- Tomalafacultad, una estructura que coordina las asambleas de estudiantes de facultad. Son precisamente las asambleas las que desempeñan el rol principal en la participación política y la movilización, no los órganos ni juntas de representación. Entre otros hitos en el recorrido reivindicativo, destaca la ocupación del rectorado en 2013 por parte de estudiantes de la Universidad Complutense, que pedían mejoras en el sistema de becas. En marzo de 2014, coincidiendo con las Marchas del 22-M, se decidió la ocupación del vicerrectorado. Tomalafaculatad convocó una huelga el 26 de marzo. La policía, con el visto bueno del rector de la Complutense, José Carrillo, detuvo a 54 personas y entró, lo que tampoco constituye una excepción, en el recinto universitario.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 
 
 
Portada :: España :: Opinión
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-04-2015

 

 
Sobre las respuestas a la caída electoral de Podemos
 
(o sobre los límites de la fe y la desconfianza)


 

Aunque muchas veces se hubiera insistido en que las cosas se estaban haciendo mal, y por más que muchas otras se hubiera advertido contra un estrepitoso fracaso, no por ello el hecho de que de repente los resultados que esperábamos eran mucho mejores con respecto a los que ahora se nos presentan habría de entenderse necesariamente como prueba de que los argumentos que dieron para criticar eran ciertos, ni que este panorama tenga algo que ver con lo que aquellos afirmaban en su momento. Las causas ya bien podrían haber sido otras, y aprovechar este fracaso en pos de vanagloriarse por las mismas causas que nuestros enemigos es algo que ninguno de nosotros –acusadores y acusados-- merecemos.

Tendríamos que tener una mayor templanza a partir de este punto, y con ello considero que nos iría mejor si nos parasemos a atender con una mayor cautela a cuales han sido realmente nuestros errores. Hay que tener cuidado, pues si bien la situación actual podría favorecer determinados discursos, los cuales, por más que pudiesen funcionar en pos de ciertos onanismos ideológicos, poco pueden servirnos en realidad para salir de estas disyuntivas, y con ello gobernar, que es de lo que había tratado desde el principio todo esto.

La primera pregunta que nos tendríamos que hacer es: ¿Qué ha pasado para que entre tantos amigos, tantos viejos aliados y compañeros, de repente, suenen tantos cruces de espadas, tantos desprecios y pasiones, tantos disparos al aire?

Porque hay años que pasan de repente cuando se vive a la carrera, y desde aquella primavera de 2014 estamos viviendo en una tormenta que nunca nos pudimos imaginar y cuyos efectos nunca habríamos deseado. Antes, nuestra amistad era tan segura como nuestra derrota, nos unía quizás esta certeza, pues en la trinchera todos podíamos ser hermanos, cuanto más pequeña se hacía la grieta en la que cobijarnos más extrañas y abundantes eran las alianzas que se forjaban compartiendo el corazón de los oprimidos; muchas almas muy distintas podían acogerse unas a otras ante el fin de los tiempos que estaba por llegar. Pero sin embargo aquello cambió, un acontecimiento inesperado que nos ilusionó por igual aun siendo espectros muy distintos. Podemos fue, en su comienzo, como lo es un amor a primera vista; depositario una gran ilusión en la misma medida que condenado a una gran decepción. Muchos ya lo sabíamos, nuestras fantasías no tenían por qué asemejarse a los hechos, pero aun así conservamos nuestra fe, pensábamos que aunque no fuese tal y como lo deseáramos fuese lo mejor posible y lo que es más importante: Que funcionara. 

Pero ¿cuál es esa decepción que más tarde que pronto nos vinimos a encontrar? Para muchos los enfados ya se venían gestando de hace tiempo, muchos eran los que aprovechaban cualquier desperfecto para clamar al cielo y asegurar que las cosas salían mal porque no se estaban haciendo tal y como ellos defendían. Sin embargo, al final no fue ningún tipo de defecto interno lo que nos hizo caer, sino que en su lugar fue una maniobra externa: Ciudadanos, ese partido abotargado de bombo mediático que nos han plantado en la cara ha sido un buen timbre contra el sueño de nuestro despertar. Y a la vez nos pilló en medio de un mal trecho, una tediosa cantinela que se ha ido sucediendo desde aquello que ciertas izquierdas ahora llaman con lúdico ánimo “el error Vistalegre”. Todos sabemos que desde el principio muchos grupos de izquierda organizada tuvieron muy poca paciencia con Podemos y aunque es verdad que muchas cosas se hicieron mal yo nunca me aclaré si alguna vez entendieron qué era en realidad lo importante sobre lo que se estaba discutiendo.

Hay cosas que si se hubieran entendido desde el principio quizás no hubiéramos llegado hasta aquí. En eso estamos todos de acuerdo, lo que no conseguimos es explicar el qué, y es que estamos en un momento de gran confusión ideológica: Vivimos en un tiempo en el que podemos decir con tranquilidad que las formas que aprendimos del hacer política ya no nos sirven de nada y no ya sólo para hacer política (¡Habría que preguntarse si alguna vez sirvieron para eso!) sino además para vivir entre nosotros; los juegos de poder son complicados y la raigambre de nuestra tradición profunda y no seré yo quien defienda lo indefendible de los errores que se han cometido en Podemos, pero últimamente hay en auge un discurso de vuelta a los orígenes sustentando sobre la idea de que la bajada de expectativa electoral se debía al abandono de su principios originarios. ¿Qué pruebas podemos aportar de esto? ¿Acaso hubiéramos bajando igualmente si no hubiera parecido Ciudadanos? ¿Es que acaso a Ciudadanos se han ido todos aquellos que estaban desilusionados con la falta de coherencia en el discurso de Podemos? A mi ver en realidad cada grupo ha puesto en juego los sentimientos que tuvieron con aquel enamoramiento más que algún juicio concreto sobre los supuestos principios traicionados.

Tengamos esto en cuenta; no se han retrasado ni un momento aquellas voces que desde la retaguardia clamaban que volviésemos a nuestras trincheras, que había sido todo una locura y que las cosas no se podían hacer así. En este sentido, no han faltado argumentos sobre por qué Ciudadanos había logrado comerle tanto margen electoral a Podemos. Según los atrincherados esto se debe (resumidamente) a que Podemos se había levantado sobre un “significante vacío” que podía ocupar cualquiera, y siendo así era muy fácil que otro partido viniese a disputar ese espacio tal y como había ocurrido. Podría haber sido un buen argumento, -quizás en otro tiempo- pero aunque es cierto que Podemos con respecto a otros tiene un discurso mucho menos “identitario” eso no significa para nada que Podemos no tuviese el suyo propio, o lo que es decir, que todo el rato se le estuviese pretendiendo identificar con un sector ideológico concreto como es “la izquierda”. ¡Mal agüero cuando defendemos lo mismo que pretenden nuestros enemigos! Si fue posible para Ciudadanos robar buena parte del electorado a Podemos también es posible pensar que fue porque buena parte del electorado de Podemos no se sentía en realidad nada cómodo con la izquierdosilla imagen que daba el partido. -Esto es algo que en cierta medida se intentó evitar pero luego se nos fue de las manos- Como ejemplo bastaría con recordar aquellas caras tristes ante la negación que se les quedó a la buena gente que quiso exhibir sus banderas tricolor en Vistalegre, las mismas que tan contentas lucirían aquel 31 de enero en Sol. Doscientas mil personas son muchas más que las que una persona puede contar, suficientes para llenar el más decaído de los corazones, en eso estamos de acuerdo y lo sentimos aquel día, pero el problema es que doscientos mil votos son apenas un puñado de ladrillos con respecto a la institución que queremos construir, la apuesta por “la izquierda “ probablemente se una mala estrategia para la gente de izquierda.

Sobre lo que nos une, o sobre cuál podría ser un buen discurso a través del que salvar lo verdaderamente importante de nuestra apuesta sin dejar que nuestras costumbres nos retrasen y nuestros colores nos separen no tengo mucho más que añadir al llamamiento por “republicanizar el populismo”, o lo que es lo mismo, dedicarnos a hacer políticas de izquierdas sin que tengan que llamarse necesariamente “de izquierdas”, sino sencillamente “institucionales” o a lo sumo “de orden”. Es recuperando las instituciones y los símbolos del estado y de la gobernación en pos de nuestras reivindicaciones de justicia y normalidad la única vía, considero, de que al final podamos llegar a ser algo más -mucho más- que nuestros anteriores intentos.

Sea como sea, oscuro lugar en el que nos encontramos si los antiguos aliados nos seguimos acusando mientras nuestros enemigos, hasta hace un momento en retirada, se reagrupan y fijan una nueva formación. ¿Tan mal lo hicimos en realidad? Era mucho lo que estaba en juego, y es verdad que la toma por el poder era algo para lo que no estábamos preparados, -quién pudiera- situación que nos terminó afilando los nervios, hinchando las ambiciones y ¿por qué negarlo? Volviéndonos temerarios. Esta audacia, -u osadía-, pronto y sin darnos cuenta nos hizo entender que ciertos sacrificios habrían de hacerse con tal de tomar el poder. Intentamos ser coherentes -al fin y al cabo somos buenas personas-, pero la lógica de la guerra se nos fue de las manos; sin darnos cuenta tomamos posiciones enfrentadas entre nosotros, las concepciones que teníamos sobre qué era lo importante para ganar se volvía línea de frontera y en más de una ocasión se ha acusado de traición a quienes nos habían llevado hasta aquí. La obediencia y con ella la lealtad ciega son cosas que de por sí no abundan en la izquierda, pero el problema no era ese, sino tanta abundancia de visión.

Ha sido de gran dificultad para todos navegar entre tantos proyectos, claro que, mientras que el poder estaba a nuestro alcance todo era posible, por eso valía la pena. Tantos esfuerzos, tantos pasos y tantos discursos incomprendidos, no podíamos pararnos a explicar lo que estaba pasando porque intentábamos correr al mismo ritmo que la historia y parecía -todos llegamos a pensarlo por un momento- que por una vez podíamos ganar la carrera. Si estamos de acuerdo en que tenemos que pararnos un instante seguramente haríamos un mal negocio al dar un reconocimiento de cuanto quedase atrás, hay cuentas que sería mejor rendirlas una vez se ha llegado a puerto y no nos sacudan turbulencias y enconos.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 
 
Portada :: España
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2015

 Julio Anguita llama a una renovación urgente

para evitar la caída de la coalición.

 
 
                    “Podemos ha cubierto nuestro hueco. Falta una refundación”

Público.es

 

“Hay que asumirlo con serenidad y sin enfadarse. Podemos ha cubierto nuestro hueco. Hace falta una refundación”. Para Julio Anguita, excoordinador general de Izquierda Unida y exsecretario general del PCE, se acaba el tiempo. Las elecciones andaluzas han colocado al partido de Pablo Iglesias con tres escaños más de los que logró IULV-CA en 2012. Antonio Maíllo, coordinador de IU Andalucía, tuvo que sufrir el 22 de marzo para mantener cinco diputados y grupo parlamentario. Las encuestas para las generales no suben del 6%, lejos de aquellos 50 escaños en el Congreso que preveían algunos sondeos antes de que Podemos diera el golpe en la mesa en las elecciones europeas.


Poco antes de ser entrevistado precisamente por Pablo Iglesias para su programa Otra Vuelta de Tuerka, de Público TV, Anguita recuerda a Público su intervención del jueves en Córdoba con motivo del 30º aniversario de Convocatoria por Andalucía, donde junto a Maíllo y el también excoordinador de la coalición en Andalucía Luis Carlos Rejón, apremiaron a los dirigentes de IU a emprender la enésima refundación de la coalición si quiere sobrevivir al terremoto político que vaticinan los sondeos. “Pero no vale que me pidan hacer un manifiesto, aprobar documentos y dejarlos en un cajón como los del 2008”, la penúltima Asamblea en la que Cayo Lara salió elegido coordinador federal, advierte.


Ruptura o no con la Transición y el PSOE

“Hace falta un replanteamiento. Quizás no para mañana, pero sí para pasado mañana”, asegura. De forma gráfica, el veterano comunista resume la urgencia en un “vísteme despacio que tengo prisa”, dejando –quizás– para después de las elecciones autonómicas y municipales la tarea de “retomar lo que fue en principio IU y no ha desarrollado”. No es nuevo lo que pide. Que IU deje definitivamente de contemplar la opción de ser muleta del PSOE. Precisamente lo contrario de lo que hizo la coalición en la última cita electoral en Andalucía. “Hace 30 años constatamos que no había nada que hacer con el PSOE, por eso nacimos”, recuerda el llamado artífice de "la pinza" a Felipe González. “Esto [el declive] está ocurriendo porque dentro de IU ha habido siempre un debate que alguna vez tiene que terminar: el de quienes mantienen que IU y el PCE tienen que ser el báculo en el que se apoya el PSOE cuando pierde su mayoría”.


Para Anguita, la situación del país es de “emergencia”, lo mismo que para “casi todas las fuerzas políticas”. “Estamos ante acontecimientos graves que significan el desmoronamiento del régimen de la Transición”, subraya el día después de que el vicepresidente económico de José María Aznar, Rodrigo Rato, fuera detenido por presunto blanqueo y fraude fiscal, y pocos días después de que los exvicepresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, comparecieran como imputados por el caso de los EREs falsos. “Esto no significa que se acabe con el poder, sino que se acaba con la forma en la que se ha manifestado hasta ahora”.


“Hay que replantearse si rompemos con la Transición o no. Y yo creo que no podemos estar pensando en el bipartidismo, hay que confrontar con los dos porque el PP y el PSOE no serán exactamente iguales pero sí hacen lo mismo”, afirma. Y en esa línea de continuismo también sitúa a los sindicatos: “Los apoyaremos cuando coincidamos, pero no tenemos que ser su brazo político siempre. Los míos son los sindicatos que rompan la dependencia que han tenido con el sistema”, critica.

Su tesis, así la ha defendido dentro del Frente Cívico Somos Mayoría, es la “alianza programática” después de “pensar quiénes son los nuestros”. “Desde mi militancia en IU, los míos son Podemos, Equo, las mareas, la gente de Stop Desahucios, los que luchan por cambiar esto. Tendremos mayor o menor grado de acercamiento, pero esa mi gente y quiero que se organice. Los que ya no son mi gente son los del bipartito, ni CiU ni el PNV ni ciertas visiones nacionalistas, a las que respeto pero no comparto, explica.


Deja claro que lo que plantea -“y mucha gente de IU comparte”- no es ser a Podemos lo que IU ha sido al PSOE. “Ser la muleta del PSOE consiste estar a lo que él diga y exigirle algunas pocas cosas”. Al profesor le gusta explicar con ejemplos, y en este caso pone uno militar: “El bipartidismo es una fortaleza y de pronto aparecen unos soldados, Podemos, justificados en el desencanto de la gente. Parece que van a abrir una brecha; y yo, que soy partidario de acabar con el bipartidismo, ¡caray!, creo que a ese batallón hay que apoyarlo mientras rompa la brecha. No estamos a su servicio, sino ayudando y apoyando para poder colarnos todos por ella”.

 

La actitud de Podemos 

Sin embargo, también son muchos los que piensan que el partido de Pablo Iglesias está siendo un tanto –o demasiado– arrogante. “Creen que ellos solos van a cambiar el mundo”, dice de ellos Alberto Garzón, el candidato de IU a La Moncloa. Y entonces, Anguita esboza una sonrisa y recuerda el día que Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero le visitaron en Córdoba. “Me plantearon la cuestión de ir a una asamblea con IU para, a través de un proceso de primarias, elegir un candidato común para las europeas.

Entonces dije que me parecía una excelente idea, pero que seguía siendo de IU y que no era ninguna autoridad para decidir nada. Mantengo que era una excelente idea, pero aquello se rechazó en una reunión. Puede ser que ahora, Podemos haya devuelto un poco la jugada. Tal vez porque considere que las expectativas que ha despertado pueden convertirse en una fuerte masa que les vote. Sin embargo, estamos viendo que no es del todo así. La presión es muy fuerte. No sé si han tocado techo pero el poder económico ha reaccionado con fuerza”.



¿Cayo Lara o Alberto Garzón? 

“Tenemos potencial si queremos”, subraya. No tiene dudas de que Alberto Garzón representa esta renovación a la que apremia, aunque él solo “no es suficiente”. ¿Y Cayo Lara? ¿Debe seguir o hacer aún más sitio? “Su obligación es llevar a cabo esta refundación, si está de acuerdo”, zanja sobre el coordinador federal, de quien en alguna ocasión ha dicho de parece que le escucha, pero que no le entiende.

Como militante de IU y del PCE, Anguita también tiene claro que IU es necesaria, “pero no para estar solos. El cambio en España vendrá con mucha gente. Hay mucha coincidencia en todo lo que se está moviendo. Nos falta el paso para poder confluir”. Quizás “soltar algunos lastres”, sobre todo en Madrid, donde las posiciones cercanas al PSOE, junto con una cúpula de dirigentes a los que se considera parte de “la mafia de Caja Madrid” han forzado a abandonar a una parte de la Organización, entre ellos, a Tania Sánchez. “En Madrid ha habido prácticas poco correctas desde hace años.

También poco democráticas. Cuando decías: dame esto por escrito, nunca lo conseguías”, asegura. Para Anguita el problema se arregla fácilmente, y tira de símiles para ilustrar: “Si abres una habitación y entra el aire, automáticamente se van todas las telarañas. Es como Drácula, no resiste que entre la luz”, añade. “Hay antecedentes para abrir ese debate de refundación en Madrid. El antecedente es Tania Sánchez, a quién la gente votó en las primarias frente a la dirección de Madrid. Eso es un signo muy importante”, sentencia.

Fuente: http://www.publico.es/politica/anguita-cubierto-nuestro-hueco-falta.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 
 
Portada :: España
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-04-2015

 

Entrevista a Toni Carrión, promotor de las Sillas contra el Hambre en Valencia
 
“Acabas por acostumbrarte a la pobreza, y la consideras algo normal”


 

Las Sillas contra el Hambre se concentran todos los lunes a las 10,00 en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Su promotor, Toni Carrión, tomó esta idea que se aplicó por primera vez en León, y la introdujo en Valencia con otros compañeros en septiembre de 2014. Este parado de 57 años, que desempeñó su último trabajo en una gran superficie, tiene clara su suerte: “Me han excluido del mercado laboral”. Además le despidieron “por no dar la imagen”, y desde entonces (hace cinco años) no ha vuelto a trabajar. ¿Por qué intenta cambiar el mundo? “Si uno es una persona sensible, no puede ser feliz si en el entorno hay dolor”, afirma. Toni Carrión es uno de esos activistas anónimos que luego el pensamiento académico conceptualiza. Tiene claro que el sistema consigue al final que uno “naturalice su miseria y la de los demás”. Éste activista valenciano también canaliza energías a través de los relatos cortos y de la guitarra (toniancp.blogspot.com.es).

 
Portada :: España
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-04-2015

 

Entrevista a Paco Etxeberria, antropólogo forense y profesor titular de Medicina legal en la Universidad del País Vasco
"No podemos ser neutrales cuando el tema del que se trata es una vulneración de los derechos humanos"

 
La Guerrilla Comunicacional

 

Paco Etxeberria es antropólogo forense y profesor titular de Medicina legal en la Universidad del País Vasco. Reconocido como uno de los mejores forenses en el mundo.

Ha participado como perito judicial en muchos procesos judiciales, dentro y fuera de España, incluyendo casos de torturas por parte de las fuerzas del orden españolas o en el Caso Lasa y Zabala. Sus críticas a los estamentos judiciales españoles en relación con la tortura y la impunidad que, a su entender, se da en ese grave asunto, son durísimas. Algunos de sus estudios forenses han tenido especial relevancia social y han contado por ello con una amplia difusión.

Ha participado en la exhumación de Víctor Jara y en los análisis realizados a los restos de Salvador Allende en el 2011. Desde el año 2000, ha participado activamente en la exhumación de fosas de personas asesinadas y desaparecidas durante la Guerra Civil Española y la posterior dictadura del General Franco.

En la interesante entrevista, Paco nos alumbrará con sus conocimientos así como de sus dudas que, obligatoriamente, nos llevará a analizar sus palabras, pensar y, consecuentemente, entender un poco más los errores que cometemos como sociedad. 

 

 

Paco Etxeberria: "Los humanos no podemos ser neutrales cuando el tema que se trata es una vulneración de los derechos humanos" from La Entrevista del Mes on Vimeo.

 

Fuente: http://laentrevistadelmes.blogspot.com.es/2015/04/paco-etxeberria-los-humanos-no-podemos.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 
Miércoles, 15 Abril 2015 17:52

No pienses en una república

Escrito por
 
Portada :: España :: Monarquía frente a República
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-04-2015

 

 
 
 
 
No pienses en una república

 
 
          Isaac Rosa
          eldiario.es

 

Tras cuatro décadas sacando la tricolor cada 14 de abril y cantando lo de “España, mañana, será republicana”, no parece que mañana España vaya a ser una república. Y menos una república tricolor, heredera del intento de hace 84 años. Tras desperdiciar el año pasado la mejor bala (o incluso la única bala) de que ha dispuesto el movimiento republicano en cuarenta años, hoy Felipe VI es un rey consolidado, que ha superado el momento más crítico de la monarquía.

Y sin embargo, hoy estamos más cerca de la república de lo que hemos estado nunca. El número de republicanos va en aumento, y las fuerzas republicanas pueden conseguir más poder institucional del que han disfrutado nunca. No, no me miréis así, no deliro. Como diría Lakoff 

Miércoles, 15 Abril 2015 15:31

Unidad por la república

Escrito por
 
Portada :: España
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-04-2015

 

 
Unidad por la República

 
 
 
 
Victor Arrogante
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Un año más conmemoro el advenimiento de la Segunda República y proclamo, a quienes quieran escucharme que la Tercera está cerca. Bien se que república no es sinónimo de solución inmediata de los problemas que nos aquejan. Se trata de ser coherente con la esencia más profunda de la democracia y los valores que representa. La República es patrimonio del pueblo español y hemos de reivindicar el 14 de abril, como nuestra fiesta laica por la libertad y la recuperación histórica. 

Los valores que representan a la República, deben ser brújula que marque el norte por una sociedad más democrática, en la que la justicia social y solidaridad, sean referente vital, en la que la gente participe de forma continua en la toma de decisiones. «Es la esencia, del republicanismo como tradición política». Porque «La República es el régimen del siglo XXI». La Junta Estatal Republicana (JER), considera absurdo que en este siglo, se herede la jefatura de Estado, como si de una finca se tratara. «Y esa herencia representa un privilegio antidemocrático intolerable», que debe terminar de forma inmediata. 

Han transcurrido treinta y siete años desde que se reinstauró, restauró o instauró (que era la opción de Franco) en España la monarquía constitucional como forma de Estado, «con un Rey impuesto por el dictador y nunca sujeto a un referéndum de la ciudadanía», decían el pasado año en su Manifiesto Intelectuales por la República. El principal precio que se pagó en el proceso de Transición de la dictadura a la democracia, fue el trágala de la monarquía. No fue ruptura democrática y se articuló una reforma pactada, bajo la presión ejercida por el Ejército surgido del golpe de Estado de 1936 contra la Segunda República: «Tenemos la firme convicción de que ha llegado el momento de poner fin a tamaña anomalía». La institución monárquica es obsoleta, anacrónica y contraria a los principios de la democracia, conforme a la cual todos los que nos representan han de ser libremente elegidos por el pueblo, incluido el jefe del Estado. 

El sistema político republicano moderno se identifica con un sistema de valores, como expresión de la voluntad libre y soberana de la ciudadanía: el pueblo se gobierna a través de representantes elegidos democráticamente y la igualdad de oportunidades como esencia de sus principios. En este sistema, la jefatura del Estado también es elegida, y no hay rey o líder que guíe, arbitre o gobierne; no hay persona o figura que esté por encima de la ley, ni irresponsable ante ella. Una república en si misma, no es garantía de bienestar o de democracia; son sus valores los que dan carácter al modelo y la ejemplaridad de los servidores públicos. Son las garantías para ejercer los derechos los que dan la dimensión exacta del sistema. Y el buen ejercicio de la propia democracia realza la idea republicana. Una monarquía (parlamentaria o constitucional) puede ser democrática en su ejercicio, si el pueblo así lo ha decidido, pero la monarquía, que es un símbolo que transmite su poder por la herencia de la sangre, está muy alejada de los principios de igualdad ante la ley y de igualdad de oportunidades. La monarquía es antidemocrática por naturaleza, opaca por convicción, alejada de las necesidades de la gente y de los intereses reales de la ciudadanía. 

El día 14 de abril es una fecha emblemática que en la historia contemporánea de España representa un anhelo de justicia y libertad del pueblo español.El 12 de abril de 1931 se celebraron en España elecciones municipales, que, pese a los resultados globales, provocaron la caída de la monarquía y la proclamación de la Segunda República. Las elecciones se convocaron, con el objetivo de consolidar el sistema, conseguir mayor apoyo popular y evitar que Alfonso XIII perdiera el trono y lo perdió. «Las elecciones celebradas el domingo me revelan claramente que no tengo hoy el amor de mi pueblo... me aparto de España, reconociéndola así como única señora de sus destinos». No nos caerá otra breva el 24 de Mayo, pero debería. Los partidos democráticos en contienda han de poner en sus programas, como objetivo prioritario, la constitución de una República como modelo moderno, justo y posible de convivencia. 

Desde el Partido Socialista Obrero Español, la corriente Izquierda socialista demanda que el PSOE recupere su naturaleza de partido republicano, teniendo en cuenta que «sin la premisa de la elección libre y democrática de todos y cada uno de los cargos representativos del Estado, además de contradecir nuestro ideal de igualdad, nunca podrá desarrollarse plenamente el sistema democrático, y por tanto, quedará incompleta la soberanía popular»; porque la configuración de un Estado español republicano, federal y laico vuelve a estar en la vanguardia de las reivindicaciones ciudadanas. El colectivo Somos Izquierda entiende que no se puede ser de izquierdas y monárquico, por lo que demanda la convocatoria del referéndum monarquía-república, que se nos negó en 1978. El rey fue un rey impuesto, por un Estado débil que salía de la dictadura, que sigue defendiendo el modelo político de la transición agotado y diseñado por los poderes económicos y la larga mano de los EEUU. Según el general Manuel Fernández-Monzón, por «la CIA y los servicios secretos alemanes» y así nos sigue yendo. 

La Constitución ya no se sostiene, la están vaciando de contenido, salvo las garantías para los poderosos. Los derechos fundamentales o no se cumplen o se limitan. De aquellas improvisaciones estas carencias. No termina de cerrarse el modelo autonómico, que para neutralizar entonces los nacionalismos históricos, se ofreció «café para todos» El presidente del Tribunal constitucional, dice que «No sería insensato reformar la Constitución», considerando que el Estado Autonómico «ha desbordado» la Carta Magna. Ha faltado la discusión y consenso sobre la monarquía que reina pero no gobierna y ahora es más molesta que nunca lo ha sido y tiene que desaparecer, al no cumplir ninguna función social ni de estabilidad política e institucional, sino todo lo contrario. El Sistema no está respondiendo a las necesidades de la gente, sino que se está utilizando a favor del capitalismo inhumano y del poder que le sostiene, alejados del pueblo llano. La corrupción política e institucional campea a sus anchas, dejando tocados al gobierno y a la propia Casa Real. No se garantizan los derechos, el desempleo se consolida en larga duración, la precariedad laboral es total, los desahucios de las viviendas continúan, la sanidad y la educación públicas desaparecen y los jóvenes emigran, como en los tiempos más oscuros del franquismo. Esto se hace insoportable. 

Hay que abrir un Proceso Constituyente, que lleve al establecimiento de la Tercera República, que ponga fin a la monarquía que ahora representa Felipe de Borbón, que no está legitimado para gobernar, porque no se ha ganado el voto popular, sino a través de la voluntad del dictador, que saltándose todos los pronunciamientos históricos, designó a su padre como heredero a título de rey. La entronización de Felipe como jefe del Estado en junio del año pasado fue un acto constitucional pero escasamente democrático: la jefatura del Estado está reservada, por derecho hereditario de sangre, en exclusiva para la poco ejemplar familia Borbón; y el nombramiento no fue refrendado directamente por el pueblo. Parece una contradicción que se convoque al pueblo cada cuatro años para elegir a los representantes de los que saldrá el gobierno de la nación y no se haga para quién debe estar al frente de la Jefatura del Estado. 

No se puede dejar pasar el contexto político actual y la coyuntura social. La abdicación del rey padre ocurrió en el peor momento de popularidad de la Monarquía desde la Transición, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), cuando la Corona suspendía con 3,72 sobre 10. Las elecciones de mayo y las próximas generales, han de ser una demanda republicana, en un clamor popular, que recupere la legitimad que la historia le negó, por la fuerza de las armas. 

En 1931 se eligieron cerca de ochenta mil concejales, que eligieron a los alcaldes en 8.943 distritos. La monarquía era un símbolo de decadencia, y republicanos y socialistas decidieron convertir las elecciones municipales en un verdadero plebiscito sobre la continuidad de la monarquía en España. En 1978, la monarquía «instaurada» quedó reflejada en una serie de preceptos constitucionales con perfiles poco democráticos. El artículo 1.2 proclama que «la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado», y por otro lado el artículo 56, apartado 3, establece que «la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad». Todo es una flagrante vulneración del principio de igualdad entre todos los españoles que proclama la misma Constitución. Por sus contradicciones hay que cambiarla. 

Para establecer la Tercera República se presentó en el Ateneo de Madrid el 7 de diciembre de 2011, a modo de programa básico fundamental, un esbozo de líneas maestras, para la nueva construcción estatal, cuya fisonomía detallada deberá ser fijada por todos los españoles y españolas mediante plebiscito, y ser respetado por los diferentes Gobiernos. Hay que retornar a los principios republicanos, como horizonte histórico hacia el que avanzar, desde la evolución y las reformas democráticas necesarias. Es necesario recuperar el significado de la Segunda Republica, su memoria y conmemoración, entre los partidos de izquierda democráticos, asociaciones y plataformas republicanas. Hay que apoyar la convocatoria de un referéndum para decidir entre monarquía y republica. La plena ciudadanía española, exige aplicar el derecho a decidir la forma de Estado bajo el que queremos vivir. El déficit democrático que se arrastra desde los años setenta, en los que no se convocó ese necesario referéndum, ha de ser superado ahora. 

El Estado debe adoptar una concepción económica en clave de cohesión social y sostenibilidad medioambiental, reforzando el derecho a vivienda digna; una economía orientada al pleno empleo, estable y de calidad, y a unos servicios públicos garantizados por el Estado, de forma especial la Sanidad y la Educación. La legislación socio-laboral debe garantizar y proteger los derechos sociales, laborales y sindicales, apoyando decididamente a los emprendedores capaces de activar la economía real y generar empleo, penalizándose las actividades especulativas. 

La Administración pública tiene que estar basada en principios de subsidiariedad y cercanía, evitando duplicidades; con unos empleados públicos independiente de los partidos políticos. Para una vida en democracia, es vital la separación efectiva Estado-Iglesia, garantizando la libertad de conciencia y confesión políticas identificadas con la paz y la no violencia. En una democracia participativa como la que se propone, hay que introducir el sistema de referendos vinculantes como mecanismo normalizado de decisión democrática. 

Decía «siento por esos Borbones una mezcla de piedad y desprecio. Esta gente no merece seguir reinando. Es de justicia expulsarlos del trono. Son débiles e inmobles», cuenta Max Gallo en Napoleón, la novela. Si Napoleón no lo dijo, lo pensó, como tantos otros lo decimos y pensamos. El que nos ha tocado ahora es de marketing, insulso y sin consistencia, además de que en su familia ha acampado la corrupción. Por todo ello, la Tercera República tiene que hacerse realidad, para lo que se tiene que dar la unidad necesaria y para poder decir con emoción: ¡Queda proclamada la República española

Es tiempo de recuperar las libertades que nos las están limitando, ganar la calle y la libertad de expresión, recuperar y defender los derechos sociales y laborales perdidos, vivir en una democracia participativa. Es tiempo de República, por un Estado federal, laico, democrática y pluripartidista; obra de todos, en un frente amplio, en un esfuerzo común para dotarnos de un modelo de Estado acorde con los tiempos que corren. «No es una quimera, no es una utopía». Hay que promover el cambio social en las instituciones públicas, «en las que los únicos reyes que queden sean los de la baraja». Es urgente y necesaria la regeneración democrática, por decencia y por justicia; y esto lo traerá la República.

 

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 
Página 1 de 5